Conserving the Nature of America
Bulletin
En las hostiles calles de una ciudad, una carismática joven nativa enseña a los niños a apreciar la naturaleza

February 19, 2016

Contact:

Division of Public Affairs
External Affairs
Telephone: 703-358-2220
Website: https://www.fws.gov/external-affairs/public-affairs/



Recurrir a la naturaleza para ampliar el horizonte de los jóvenes es un reto cuando los niños viven en el centro de una ciudad y la naturaleza está a más de una hora de distancia, pero algunos refugios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE.UU. (U.S. Fish and Wildlife Service) lo están logrando.

El verano pasado, la primera “embajadora” del refugio Wallkill River National Wildlife Refuge en Nueva York y Nueva Jersey ayudó a reducir las 66 millas que separan el refugio de su ciudad hermana, Yonkers, NY, en la otra orilla del río Hudson.

Desde una caseta de vívidos colores en la feria semanal de productos frescosen el centro de Yonkers, Melissa Guevara, una joven de 22 años, atraía con una sonrisa contagiosa, contando historias sobre la naturaleza y mostrando objetos del refugio Wallkill River, tanto a los niños como a sus padres.

“Traje muchas cosas tangibles, como pieles de lince americano, alas de pato y colas de zorro”, dice Guevara, estudiante avanzada de medioambiente y ciencias urbanas de Bard College en el Valle de Hudson en Nueva York. “Excepto por un esporádico mapache o mofeta, los niños de Yonkers normalmente no están en contacto con la vida silvestre. En general no salen mucho de su casa”. Algunos padres me dicen que están tan “asombrados” como los niños. “Muchos de ellos no tienen la oportunidad de salir a explorar”.

Contando historias sobre polinizadores y plantas nativas y mencionando la posibilidad de tener una carrera relacionada con la conservación de la naturaleza, Guevara no solo consiguió que los niños olvidaran sus smartphones  por unmomento sino que también dio información sobre la asociación que existe desde 2011 entre el refugio Wallkill River y Groundwork Hudson Valley, una organización sin ánimo de lucro con sede en Yonkers, una de las 17 asociaciones que existen entre los refugios de vida silvestre y las zonas urbanas en las que participa el Servicio.

Durante más de una década, Groundwork ha trabajado con adolescentes de bajos ingresos de Yonkers ayudándoles a hacer que sus barrios sean más verdes. Actualmente, esta asociación ofrece a los jóvenes de Groundwork capacitación sobre la conservación durante varios días todos los años en el refugio Wallkill River. (Guevara visitó el refugio por primera vez como adolescente de Groundwork en 2012). El personal del refugio también visita los lugares donde los adolescentes trabajan en Yonkers: nuevos caminos verdes, jardines comunitarios y restauraciones de las orillas del río, para elaborar informes sobre la recuperación medioambiental.

Además de las historias y pieles de animales, Guevara trajo otra cosa: reputación urbana. En una ciudad con una gran población hispana, el hecho de haber vivido en Yonkers toda su vida y de que, como hija de inmigrantes mexicanos, habla español la favorecía. Además, contaba con los conocimientos necesarios sobre los refugios y la conservación de la vida silvestre por haber participado en el programa Career Discovery Internship en Rachel Carson National Wildlife Refuge, Maine en 2014.

Hacia el final del verano, las familias la buscaban en la feria, comenta Marilyn Kitchell, la bióloga del refugio Wallkill River que contrató a Guevara. “Los padres decían: ‘mis niños me traen a tu puesto todas las semanas porque quieren ver qué objetos tienes’, Al final la reconocían. Melissa se relaciona muy bien con ellos, es muy extrovertida, tiene mucha energía. Fue una estupenda colaboradora para la asociación”.

La asociación urbana enseña a los niños cómo mejorar las vidas y las comunidades, como guardianes de la conservación de la próxima generación. “El desafío en las zonas urbanas de los Estados Unidos es que muchas posibilidades de trabajo, como los puestos en el Servicio no forman parte  del repertorio de estos niños”, dice Curt Collier, director nacional del programa para la juventud de Groundwork USA. “Sus padres no se involucran[en la conservación], no participan, no la ven en sus barrios. Por ello queremos que los jóvenes se interesen en estos proyectos para que toda la comunidad valore su trabajo”.

Por su parte, Guevara dice que su trabajo con los refugios, con Groundwork y con la asociación urbana la ayudó a madurar emocional e intelectualmente. De ser una estudiante de escuela secundaria que “no sabía ni siquiera lo que hacía un biólogo” ha pasado a ser una adulta dispuesta a ayudar en el ejercicio de su carrera a que “los jóvenes de zonas urbanas puedan tener las experiencias que yo tuve” con la naturaleza.

“Estas experiencias me mostraron mi pleno potencial. …Sé que soy muy competente para hacer campamentos, trabajar en zonas rurales y explorar senderos naturales. Ahora son mis pasatiempos favoritos, cuando antes de niña, eran actividades que temía y evitaba". Es un mensaje que quiere divulgar: muchos niños “no entienden cuál es su potencial pleno hasta que salen, hacen estas cosas y entonces es cuando dicen ‘puedo hacer casi todo lo que me propongo y hacerlo bien’.”

Aprender conservación, les dice Guevara, empieza por los refugios de vida silvestre. “Creo que es importante para los jóvenes y los niños que empiecen en los refugios, porque tienen que saber lo que se hace allí”, dice. “Muchos de los niños con los que hablo, la mayoría, no sabían lo que se hace en un refugio ni que existe este tipo de trabajo... Hablas con ellos y dicen: ‘a mí me gustan mucho los animales, quiero ayudar a los animales. Voy a ser veterinario o a trabajar en un zoológico’. Yo les digo: ‘¿Por qué no trabajar en un refugio? También puedes ayudar a los animales allí. Puedes ayudar a la vida silvestre’. Y me dicen: ‘oh, no sabía que existían’.

“Por eso creo que muchos de estos niños están buscando una profesión que no saben que existe. Y creo que el trabajo que se hace en los refugios es muy importante. La conservación es muy importante y muchos niños harían un trabajo excelente en conservación si supieran que es una posibilidad”.

Explora la posibilidad de carreras en conservación con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE.UU.:

Oportunidades de trabajo para estudiantes: http://1.usa.gov/1N7nUF1

Carreras en conservación: http://1.usa.gov/1MNC8sO

Programa de becas Directorate Resource Assistant Fellow Program, verano de 2016: http://1.usa.gov/1SxDMyF

Information contained in older news items may be outdated. These materials are made available as historical archival information only. Individual contacts have been replaced with general External Affairs office information. No other updates have been made to the information and we do not guarantee current accuracy or completeness.


The mission of the U.S. Fish and Wildlife Service is working with others to conserve, protect, and enhance fish, wildlife, plants, and their habitats for the continuing benefit of the American people. We are both a leader and trusted partner in fish and wildlife conservation, known for our scientific excellence, stewardship of lands and natural resources, dedicated professionals, and commitment to public service. For more information on our work and the people who make it happen, visit www.fws.gov.

For more information on our work and the people who make it happen, visit http://www.fws.gov/. Connect with our Facebook page, follow our tweets, watch our YouTube Channel and download photos from our Flickr page.