Kemp's Ridley Sea Turtle Recovery Plan
button with link to home page
button with link to overview page
button with link to faqs page
button with link to development schedule
button with link to meeting schedule
button with link to meeting minutes
button with link to recovery plan
button with link to work in progress page
button with link to kemp's fact sheet
button with link to contact us page

Trabajo en Curso

En 1984, National Marine Fisheries Service (NMFS) y U.S. Fish and Wildlife Service (USFWS) (denominados conjuntamente los “Servicios”) formularon un plan de recuperación de especies múltiples para tortugas marinas enlistadas en la región sureste de los Estados Unidos. Los Servicios revisaron este plan y en 1992 produjeron un plan de recuperación individual para la tortuga lora en el noroeste del Oceáno Atlántico y el Golfo de México. Desde entonces, se han logrado muchas cosas para recuperar esta especie; se han identificado nuevas amenazas e información nueva de la biología y el estatus de la especie está disponible. Una revisión comprensiva del actual plan de recuperación está siendo llevada a cabo para incorporar esta nueva información así como también para actualizar y darle prioridad a las acciones de recuperación que sean necesarias.

Ya que el plan de recuperación es un “mapa” hacia la recuperación, así como también una herramienta para alcanzar a todos aquellos que puedan ser considerados como “stakeholders” en la recuperación de la especie (un stakeholder es cualquier persona, grupo, o entidad que tenga una relación o intereses directos o indirectos con o sobre la especie), debe de contener ciertos elementos y ser un documento claro y comprensible. Los planes de recuperación están estructurados de tal forma que las necesidades y constricciones biológicas de la especie estén claras y que las amenazas a los varios estadíos del ciclo de vida sean delineadas. El plan de recuperación requiere tres componentes: 1) una descripción de acciones de recuperación específicas de lugar; 2) criterios para delistar que sean objetivos y cuantificables; y 3) estimaciones de tiempo y costo para llevar a cabo las acciones. La meta de un proceso de planeación de recuperación es identificar las acciones de recuperación que cuando implementadas reducirán las amenazas y mejorarán el estatus de la población de la especie de tal manera que la reclasificación o el delistamiento pueda ser posible basándose en criterios específicos. Los objetivos son declaraciones amplias acerca de las necesidades de recuperación para la especie y los criterios son las medidas mediante las cuales se identifica si se lograron o no los objetivos de recuperación. Los criterios también deben de basarse en los cinco factores de enlistamiento (basados en amenazas): (1) pérdida de hábitat, (2) sobre-utilización, (3) enfermedad o depredación, (4) regulaciones inadecuadas, y (5) otros factores.

Un equipo binacional para la recuperación de la tortuga lora, con miembros de México y los Estados Unidos se ha reunido en tres ocasiones desde Octubre del 2002. Componentes críticos para la recuperación de la tortuga lora han sido y continuarán siendo los esfuerzos binacionales implementados por México y los Estados Unidos. Para reflejar este esfuerzo colaborativo y asegurar una participación apropiada en el proceso de recuperación, los Servicios determinaron que el plan revisado debe de ser aprobado y firmado por ambos países. La representación de México en el equipo de recuperación ha sido expandida para incluír una variedad de áreas especializadas. A la fecha, el equipo ha escuchado presentaciones de expertos acerca de características pertinentes de la biología de la tortuga lora así como también aspectos de las condiciones actuales del ambiente de la especie. En Junio del 2003, el equipo vió de primera mano los esfuerzos de protección de los nidos al visitar las principales playas de anidación de la tortuga lora en el estado de Tamaulipas, México. Se le ha asignado a los miembros del equipo escribir revisiones a la sección de Información Básica y Antecedentes del plan de recuperación que incluye descripciones/actualizaciones al estatus del enlistamiento en ambos países, el estatus legal en México, una descripción de la especie y su taxonomía, tendencias poblacionales y distribución, ciclo de vida y ecología, características del hábitat/ecosistema, amenazas, esfuerzos de conservación en curso e históricos, y las necesidades y constricciones biológicas de la especie.

Uno de los principales enfoques de cualquier plan de recuperación es un análisis de las amenazas a la especie y el Equipo de Recuperación de la Tortuga Lora ha seguido el ejemplo del equipo de la tortuga caguama del Atlántico al desarrollar una tabla de amenazas organizada por amenazas a ciclos de vida y hábitat. Esta tabla de amenazas no solo ayuda a elucidar cual es la amenaza más grande a ciertos ciclos de vida, sino que también puede ser utilizada para determinar a que etapa del ciclo de vida una cierta categoría de amenazas está impacatando más.

Los Servicios reconocen que el éxito de los esfuerzos de recuperación, incluyendo el desarrollo y la revisión de los planes de recuperación, depende en gran parte del significativo involucramiento de los stakeholders, el cual va más allá de pedir comentarios públicos en los borradores de los planes de recuperación. Lo Servicios deben de identificar representantes de los intereses afectados (stakeholders) que puedan participar en el proceso del plan de recuperación, incluyendo la fase de implementación. El Equipo de Recuperación de la Tortuga Lora está planeando reuniones con las partes interesadas en Estados Unidos y México en el 2004, y ha recopilado una lista de entidades interesadas potenciales para invitar a estas reuniones.